jueves, 22 de enero de 2009

Vivir


El temor que produce lo desconocido a veces nos impide recorrer caminos que podrían conducirnos a lograr lo que más anhelamos.
Lo mejor es no apresurarse a hacer conjeturas infundadas. Bien podríamos esperar a que llueva para abrir el paraguas.
Hay tantas cosas que descubrir, lugares por visitar, situaciones que presenciar, gente por conocer, tristezas que lamentar y alegrías que disfrutar que seríamos injustos con nosotros mismos si preferimos conformarnos con establecer una rutina y así privarnos de aprovechar al máximo de este efímero paseo que es la vida.
Propongo que nos liberemos de la incertidumbre de no saber qué pasará después y despejemos la duda que nos nubla el pensamiento cuando se trata de arriesgar la comodidad por vivir la aventura.
Como dice la canción del argentino Diego Torres: "es mejor perderse que nunca embarcar". Si no echamos a andar, creo que es muy probable que estemos dejando pasar lo mejor.
Yo ya me he puesto el casco. Estoy lista para lanzarme de la tirolina y disfrutar de sensaciones extremas. Estoy segura que del otro lado de la montaña también crecen flores muy bonitas, que no me lo cuenten, lo quiero comprobar por mí misma...
¡Anímate a ser el siguiente en la fila!

7 comentarios:

Vacacionesmorales dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Vacacionesmorales dijo...

Gran canción la de Diego Torres. Esta bien que te tomes la vida así, por si no la conoces ahí llevas esta página. www.bosquesuspendido.com

Paco Bailac dijo...

Un saludo.....
Te invito a conocer el coaching..

pacobailacoach.blogspot.com

Felivia dijo...

A Vacacionesmorales: Te cuento que precisamente con la gente de El Bosque Suspendido fue que disfruté de un día chulísimo, con la adrenalina a mil jajajá!! Has probado lanzarte en la tirolina? Es una expericiencia súper chula ;)

Felivia dijo...

A Paco Bailac: Hey, muchas gracias por la visita!! Ya he visto su blog, está súper interesante. Felicidades por su espacio =)

Horacio Gambarte dijo...

Brisa: permíteme el pecado de envidiar tu estado permanente por descubrir cosas. Tengo la deuda pendiente de tirarme en Bungee Jumping. Ya lo haré... por ahora disfruto de lo que disfrutas.
Besos.

Migueloski dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, hay que vivir para aprender y conocer lo desconocido.

Muy buen Post.!