martes, 23 de febrero de 2010

La historia de mi tan anhelada foto


Por fin se me dio. Ya tengo mi foto con Marcos Díaz. No me canso de mirarla. Y qué lindos quedamos, ¿qué creen ustedes? ¡jajajá!
Mis amigas saben de mi admiración por este nadador dominicano de ultradistancia en aguas abiertas, así que no les sorprende el tono cursi de “fan enamorada” con que he comenzado este escrito.
Marcos también sabe de mi admiración, que empezó mucho antes de que él lograra sus hazañas más grandiosas.
Habíamos conversado en varias ocasiones, pero nunca tenía una cámara a mano para capturar el momento.
El encuentro se dio en la cabina de radio de CDN. El programa Rosas para el alma, de la pastora Lucy Cosme, lo esperaba para entrevistarlo. Yo también.


Marcos llegó con su sonrisa de siempre. Esa expresión radiante que contagia al que la mira.
La amabilidad y sencillez que le caracterizan las dejó notar al saludar. A seguidas, pidió un vaso de agua. Parece que como nadador al fin necesita empaparse para sentirse “en sus aguas”.
Mientras esperábamos el líquido que calmaría su sed, empezó el programa de corte religioso.
Marcos nos contó que su fe en Dios es una motivación poderosa en los proyectos que emprende. Confesó que antes de iniciar una jornada ora y se encomienda al Todopoderoso y cuando termina, le agradece las bendiciones recibidas. También nos contó un poco de su familia, de su esposa Natalia y su pequeño Kai, su mayor tesoro.
Ahora está zambullido en Nado de los Continentes, una serie de travesías por el mundo que lo tendrá ocupado todo este año.
Recorrerá los mares de los cinco continentes en cuatro travesías con el respaldo de su fundación Marcos Díaz y de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
Ya la entrevista llevaba unos 15 minutos y todavía no le traían el vaso de agua. Entonces. Marcos volvió a iluminarnos con su sonrisa y a recordar su pedido.
Siguió entusiasmado contándonos de sus costumbres cuando está inmerso en algún proyecto de nado. “Antes de echarme al agua traigo a la memoria el recuerdo del niño que me dijo que quiere ser como yo y del joven que me aseguró que he sido su inspiración para salir adelante. Dios nos pone obstáculos para que nosotros podamos lograr más. El joven tiene que entender que el apoyo hay que ganárselo, abrirse camino cuando no hay apoyo”, expresó y segundos después saciaba su sed.
Tomó un vaso de agua lleno y la mitad de otro. ¡Sí que estaba sediento!
La primera travesía partirá de Papúa, Nueva Guinea, hasta Indonesia. En junio se trasladarán a Yemen para cruzar el Mar Rojo. Luego que estén en África, en julio, pasarán el estrecho de Gibraltar para llegar a las aguas entre Marruecos y España.
La más controversial será la última travesía, en Agosto, pues para unir a Europa con América no podrá irse por el Océano Atlántico así que lo hará el trayecto Rusia-Alaska.
“Lo que me motiva es demostrar que en República Dominicana tenemos la capacidad y calidad internacional para establecer marcas mundiales e inspirar a la gente para que entiendan que pueden lograr lo que se propongan”, expresó sobre su interés para realizar esos nados tan arriesgados.
Este proyecto llevará un mensaje avalado por Naciones Unidas para promover el logro de los objetivos de desarrollo del milenio, acuerdo que cumple ahora diez años. Esta celebración le suma un quinto nado que se efectuará desde la Estatua de la Libertad hasta las oficinas de las Naciones Unidas en Nueva York. “La haremos como símbolo para que los gobernantes que se reunirán allí en septiembre tomen en cuenta lo importante que es para los países en desarrollo que se cumplan esos objetivos con miras al 2015”, sostuvo.
Un nuevo desafío que de seguro nos volverá a llenar de orgullo de contar con dominicanos tan talentosos como él.
Con esta primicia cerramos la entrevista. Después vinieron las fotos. Todos los presentes en la cabina querían posar junto a él. Cuando llegó mi turno, le pedí a Nehemías Alvino que me enfocara bien porque se trataba de una foto muy especial. ¡Qué emoción!
Mis amigas de El Caribe Digital, Leonela y Amalfi estuvieron en fila. Y a mí como me gusta un can, también posé en equipo, pues Marcos ¡es de todos!


1 comentario:

Mary Esther dijo...

q bueno q se te dió. es muy mono