jueves, 1 de octubre de 2009

La emoción de concursar

Franchesca me contó que en la escuela sus compañeros le decían “la lenta” y que eso la hacía sentir muy mal. Después, escuché al hijo de una amiga quejarse con su madre porque en el colegio le llamaban por feos apodos. Por esa situación, el niño no quería volver al aula. Esos testimonios me motivaron a escribir un reportaje.
Cuando estoy en el proceso de recopilar los datos encuentro que la violencia escolar tiene diferentes vertientes, lo que hacía mi trabajo más amplio. Me desconcertaba saber que un lugar que debía ser de protección y seguridad para los niños y niñas estuviera amenazado por el peligro de la intimidación.
Así fue como nació “La violencia viste uniforme escolar” en mayo de 2009.
Un par de meses después de la publicación, recibí una llamada de PlanRD, una ONG que trabaja por una mejor calidad de vida en los niños, niñas y adolescentes. Yudelkis me comentó que les gustó mi trabajo y me animó a que participara en el V Concurso Periodístico sobre Niñez y Adolescencia que ellos organizan en coordinación con Visión Mundial y Unicef. Le dije: “Oh! muchas gracias”.
Pasaban los días y yo me olvidé de esa propuesta. La recordé cuando a la Sala de Redacción llegó Carolina, de Visión Mundial, para invitar a todos los periodistas a que participaran en el certamen.
Ella iba escritorio por escritorio distribuyendo brochures con los datos del concurso. Cuando llegó a mí, me preguntó mi nombre. Tras presentarnos, me dijo que había leído mi trabajo y me animó a que participara.
Pensé: “Wao, ¿será una señal del cielo?”. Busqué los requisitos y me inscribí en el concurso con dos trabajos: "La violencia viste uniforme escolar" y "Atrapados en la red y los videojuegos". Ambos resultaron nominados. Entonces fue que me emocioné de verdad. Junto a mi amiga Kirsis Díaz, que también resultó nominada en el renglón periodismo digital con su trabajo “Niños de Tío Filín sueñan con un par de zapatos”, compartí la expectativa de los días previos a la entrega de premios.
Era la primera vez que participaba en un concurso periodístico de ese tipo, que incentiva un periodismo con visión social, dirigido a un segmento de la población tan importante.
Estaba muy emocionada. Aunque suene a cliché, me sentía ganadora con la nominación.


Quiero aprovechar para expresar el discurso que no pude pronunciar en la ceremonia:
Agradezco a Dios por bendecirme de forma tan especial. Dedico este premio a mi sobrino Zahir Moisés, que aún se forma en el vientre de mi hermana. Desde que supe de su existencia crece en mi una sensibilidad por los niños que no había experimentado antes. Y comparto este reconocimiento con mi amiga Kirsis, que es una ganadora. Con su trabajo "Niños de Tío Filín sueñan con tener un par de zapatos", Kirsis tocó los corazones de muchas personas que acudieron en ayuda de esa comunidad.
Muchas gracias a Visión Mundial, PlanRD y Unicef por incentivar este tipo de reportajes con el propósito de provocar reacciones en la sociedad a favor de la niñez.
También, al periódico El Caribe por permitirme expresarme en sus páginas.
Y muchas gracias a todos los amigos y amigas que celebran conmigo este episodio de mi vida.
Es mi primer concurso ganado, porque premios ya había obtenido cuando con mis historias he logrado aportar en las soluciones que se necesitan.
Un premio es un compromiso a seguir trabajando más y mejor. El objetivo no debe ser escribir para concursar y obtener reconocimientos por una labor que realmente es la obligación del periodista: informar, como me decía mi amigo Oscar.
La magia está en escribir porque duele la problemática y sentir el deseo sincero de ayudar. Así que asumo el compromiso de ser una voz en temas de niñez porque creo que en la medida en que le demos a los niños una vida con calidad, en esa misma magnitud tendremos adultos mejores.
Estoy muy contenta!

Foto: Malaquías Arias

4 comentarios:

EL RINCONCITO DE YSIDRO dijo...

Felicitaciones y enhorabuenas ese gran premio que obtuviste.

Personas como tu, deben propagarse como las verdolaga en nuestra ciudad de Bani.

Desde donde estoy me quito el smbrero y me pongo de pie para aplaudirte.

Felivia dijo...

Hooolaa!

Un saludo afectuoso para usted, Ysidro. Muchas gracias por sus felicitaciones :)

Bendiciones y
un abrazo!!

Mary Esther dijo...

Muchas felicidades, me alegro de tú premio, besos

Felivia dijo...

Gracias, Mary ;)

Bendiciones!