domingo, 11 de julio de 2010

Honestidad, gran valor

La honestidad es una de las cualidades más apreciables en las personas. Demostrar afecto, preocupación, compasión y cooperación sinceras, es de gran valía. Provoca asco y motiva aborrecer a quien te pinta un personaje para ganar tu confianza y cuando das la espalda te desgrana con el que le queda al lado, resaltando de ti defectos.
Qué pena el hipócrita que no es lo suficientemente valiente como para asumir su responsabilidad y delega sus culpas en otros. Olvidan que las caretas están sostenidas por frágiles gomas que con el tiempo se desgastan, terminan su función y de repente dejan el verdadero rostro a la intemperie.

4 comentarios:

ingrid maria dijo...

Mi querida Felivia, considera lo siguiente, si has podido ver o conocer como es o son algunas personas que cercanas sientete aliviada porque aunque en principio causa un poco de decepción, ya sabrás que esperar y ya sabrás que dar....

Felivia dijo...

Ingrid, mi amiga querida, gracias por tus palabras.
Un abrazo enorme!

."Gabriela clavo y canela” dijo...

que sincero tu blog,
y definitivamente la honestidad
es un don... no se encierra en un espacio comun :)

Felivia dijo...

Gabriela, es triste que a veces no somos honestos ni con nosotros mismos.
Gracias por la visita!
Que disfrutes de un verano maravilloso :)