martes, 30 de noviembre de 2010

Samaná es bella

Yo quedé enamorada de Samaná. Me impresionó la majestuosidad de sus paisajes naturales. Samaná es azul y es verde. Entre mar y montañas. ¡Y ese malecón tan bello! Aaah… le roba suspiros a cualquier mortal. Me podría pasar horas y horas mirando al mar, su inmensidad, sus colores, su tranquilidad.


Hermosas fotografías del lente de Danny Polanco.


Samaná, nombre de la provincia y del municipio cabecera, está a dos horas y media de camino desde Santo Domingo, si tomas la autovía del nordeste. En este caso hay que estar pendiente de que de peaje se le va a uno más de 600 pesos :(

La promoción turística que se observa de la provincia Samaná invita a una especie de paraíso terrenal. Cuando se avanza en la carretera las expectativas suben  porque el paisaje no defrauda.
Sin embargo, al llegar al municipio cabecera, donde te recibe una entrada de aspecto descuidado y un desordenado mercado, surge la impresión de que hay mucho que organizar. Sólo están en buen estado las calles por donde obligatoriamente pasa el turista, en especial la avenida del Malecón. Las demás, están hechas una pura porquería.

En Samaná, la naturaleza ha puesto su parte: playas, montañas, bosques, humedales, saltos, cayos... De enero a marzo se activa el observatorio de las ballenas jorobadas. Falta más esfuerzo del lado de los diferentes organismos ligados al turismo para que la provincia lidere como destino preferido.

Aumentar su capacidad de habitaciones hoteleras es una de las urgencias. Samaná, declarada polo turístico mediante el decreto 91-94, del 31 de marzo de 1994, se sitúa en el quinto lugar entre las provincias con mayor cantidad de habitaciones.

Suena halagüeño hasta que se evalúan las cifras de las ciudades que le anteceden. Su capacidad (2,669 habitaciones) dista bastante de la que ocupa el primer lugar, la provincia La Altagracia, que cuenta con 32,933.

La hospitalidad de la gente es súper especial. Te acogen como si te conocieran de antes, como a un familiar. Es otra de las cosas que atrae a los turistas, sobre todo extranjeros. A diferencia de otros polos turísticos más desarrollados de nuestro país, el turismo de Samaná no es aquel de estar encerrado en un hotel fichado con la pulserita colorida de "todo incluido". Tienes la oportunidad de andar por el pueblo, conversar con su gente, disfrutarla. Es un pueblo pequeño y seguro. Es de los que menor índice de delincuencia registra en el país.

Gastronomía
Hay una gran variedad de restaurantes, cocina nacional e internacional (japonesa, china, española, mexicana, italina...). Me encantó que se consume mucho queso de hoja. Es riquísimo, bajo en sal. Me comí un sandwich de jamón y con este queso, divino, frente al Palacio de Justicia :)
Y hay mariscos frescos para escoger... el plato típico es el pescado con coco, huy! exquisito!! (Samaná tenía una gran producción de cocos hasta hace pocos años, de ahí que preparen muchos platos a base de este producto).


Turismo, principal fuente economía
Samaná, Las Terrenas y Las Galeras son las localidades que presentan mayor desarrollo turístico, principal fuente de la economía de esta provincia situada al nordeste del país, a 245 kilómetros de Santo Domingo.

Los cruceros dinamizan la economía
La llegada de cruceros a Samaná dinamiza la economía de manera significativa. Para la actual temporada, que empezó el mes pasado, y se extiende hasta septiembre próximo, el Ministerio de Turismo tiene registrado 85 cruceros. Cada uno de ellos desembarca entre 2,000 y 3,000 turistas, dos y tres veces a la semana. El malecón adquiere vida. La bulla y las casetas de vendedores de artesanías y souvenires rompen su tranquilidad habitual.


Historia de Santa Bárbara de Samaná
Santa Bárbara de Samaná fue fundada en 1756 por Francisco Rubio y Peñaranda. En 1824, esclavos afroamericanos libertos en Norteamérica establecieron la Iglesia Africana Metodista Episcopal y formaron familias de apellidos ingleses.

Todavía se conservan algunas costumbres inglesas y la iglesia la “churcha” oficia misas en inglés. Asimismo, en algunas comunidades de la zona se habla, además de español, inglés, francés y creol. La provincia turística Samaná se encuentra ubicada a 260 kilómetros de Santo Domingo.

Las Terrenas es el municipio más turístico.


Lo tiene todo
La Bahía del Rincón se posicionó este año como una de las más bellas del mundo. Esta provincia también cuenta entre sus bellezas naturales con Cayo levantado, una isla de apenas un kilómetro cuadrado; el Salto del limón, Parque Nacional Los Haitises y las playas Frontán, Madama, La Playita, Bonita, Cosón, Las Terrenas, Portillo, Morón, Limón, Ermitaño, El Valle, Las Galeras, Frontón, Chinquela, Anadel, Puerto Escondido y Playa Rincón

Yo andaba en afanes laborales, pero, como ven, jejeje, nada impidió que me creyera turista por un momento -bueno, varios momentos, la verdad-
Saque mi tiempecito para tomarme unas fotitos para la historia :)

2 comentarios:

Mary Esther dijo...

A mí me encanta, más que Punta Cana

Felivia dijo...

Es que es muy bella ;)
Un saludo!