domingo, 16 de mayo de 2010

¡A votar!


Sí, lo sé. Es difícil confiar en los políticos. La experiencia nos ha demostrado que la mayoría de sus discursos no son más que demagogia. El clientelismo nos tiene hartos. Asquea la manera en que  nos quieren hacer pasar por estúpidos cuando nos hacen promesas ilusorias.
Pero, aunque los políticos nos tengan decepcionados, creamos que no vale la pena, hay que votar.
Votar con conciencia. Alguno debe servir. Analicemos y decidamos al menos malo. Nos ha costado mucho lograr este derecho, debemos aprovecharlo.
Este 16 de mayo que realizamos las elecciones municipales y congresionales,  tenemos que acudir a las urnas y decidir el senador, diputados y el alcalde que consideremos debe representar nuestra comunidad.
Es muy fácil sentarse a criticar que la cosa anda mal y cuando tenemos la oportunidad de actuar la dejamos escapar.
Si tanto queremos que la sociedad cambie, una forma en que podemos ayudar es eligiendo a quien queremos en las direcciones del Estado.

4 comentarios:

Gustavo dijo...

Es lo que digo yo. A mi me parece bien que las elecciones sean obligatorias. Asi vootan todos. De lo contrario solo lo harian unos pocos buscando algun tipo de favor u acomodo y la Democracia se deterioraria aun mas. Ya que las tenemos aprovechemosla.

A. Caballero dijo...

Me encanta leer artículos como este.

Soy estudiante de Ciencias Políticas en España e incluso aquí, aunque parezca mentira, cuesta encontrar verdaderamente una sociedad democrática, la cual decida antes votar en blanco que quedarse en casa alegando que "todos son iguales". Parece que los mismos que dejan de ser demócratas en casos como la ilegalización de partidos o suspensión de jueces, no recuerden lo que costó a este país tener unas elecciones libres.

Supongo que en el s.XXI podríamos trasladarlo a tu país.

Un gran blog!

Felivia dijo...

Saludos Gustavo!!
Gracias por la visita :)

Felivia dijo...

Hola A. Caballero!

Te cuento que en estas elecciones de medio término, en mi país hubo una gran campaña para incitar a la gente a no votar. Un grupo promovía al candidato "Ninguno".
"Vota por Ninguno", "Ninguno es el mejor", decían para motivar a que la gente echara el voto en balnco.

Gracias por la visita y por tu mensaje!