domingo, 23 de noviembre de 2008

Descubren en España ámbar que sólo existía en República Dominicana



El territorio de El Soplao (Cantabria, España) se ha convertido en un punto de gran interés paleontológico tras encontrarse allí el yacimiento de resina fósil más importante de Europa, formado casi en su totalidad por ámbar azul púrpura, que hasta ahora sólo se había hallado en la República Dominicana.

Este descubrimiento en la cueva de El Soplao -localizada concretamente en Rábago-, el verano pasado, ha aportado por primera vez pruebas de cómo se formó esa resina fósil y de qué planta concreta proviene, de acuerdo a los investigadores del Instituto Geológico y Minero de España, IGME, un organismo público de investigación dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación.

El especialista en insectos fósiles de la Universidad de Barcelona Xavier Delclòs explica que se conoce muy poco sobre el ámbar azul de la República Dominicana, no obstante, resalta que se trata de una pieza única y excepcional.

“Hay muy poco material al respecto, es muy caro y hay diversas versiones de porqué su color azul”, agrega Delclòs, quien ha participado en la investigación en el territorio de El Soplao.

Entre las versiones conocidas que explican el color azul de esta resina fósil, el científico destaca que es posible que sea alguno de sus compuestos orgánicos los que le aporten la coloración “Pero es una coloración que, al menos en República Dominicana, se va atenuando hasta perderse con el tiempo”.

Se desconoce si el mismo compuesto que aporta el color al ámbar dominicano provoca el púrpura en el del Soplao, teniendo en cuenta que los ámbares fueron producidos por árboles muy diferentes (coníferas en el caso del Soplao y leguminosas, en República Dominicana).

La extracción de este yacimiento en la Cordillera Septentrional constituye una actividad importante en la economía de la gente que vive en esa zona.

El ámbar azul es bastante duro con inclusiones de impurezas. Ha sido calificado por los expertos como una especie “extremadamente rara”, además, deslumbra por su belleza.

La investigación del ámbar del Soplao apenas está en sus inicios, aunque ya se tiene idea de algunos grupos animales que vivirían en esta zona de la península ibérica hace unos 110 millones de años. “El número de ejemplares contenidos en el ámbar, su importancia científica y la gran cantidad de material que ha aportado el yacimiento en el poco tiempo que llevamos trabajando hace pensar que en pronto podremos conocer mejor cómo era la región Cántabra durante el Cretácico”, asegura Delclòs.

Científicos del IGME señalan que el nuevo yacimiento descubierto en Cantabria destaca por encima de todos por la cantidad de masas de ámbar que contiene, principalmente aquellas que son más fosilíferas (chorreaduras). Los primeros datos de insectos fósiles presentes en las masas de Rábago del tipo aéreo, o chorreadura, sitúan provisionalmente a este yacimiento como el más importante de España, hasta el momento, y posiblemente también a nivel mundial para el Cretácico.

2 comentarios:

EL RINCONCITO DE YSIDRO dijo...

Buen tema. Tu periodismo vive creciendo cada dia mas. bendiciones para ti

Orlando Jorge Mera dijo...

Te felicito por este post. Creo que puedes enviarle un link del mismo a varias entidades y organizaciones vinculadas con el turismo y la minería. Además, comparto el anterior comentario de que "tu periodismo vive creciendo cada día más".